Perder mola, ¡mantenerse es lo más!

¡Enhorabuena! 🙂

Has completado y superado nuestro maravilloso Reto 5k. Ahora estas entusiasmada, capaz de hacer cualquier cosas y con verdaderas ganas de aprender a comer y hacer las cosas bien para mantener tu peso.

Lo más complicado ha pasado, ahora tienes un lienzo en blanco preparado para dibujar tu nueva historia. 

Lo habitual cuando terminan el Reto 5k es continuar con la Educación Nutricional. Tenemos contactos semanales donde te indico y explico cómo seguir, te mando tus planificaciones y recomendaciones, compartimos sensaciones, ideas y objetivos casi a diario. Y, ante todo, hacemos una gran alianza de confianza y compromiso.

Contamos con ventajas en este nuevo proyecto, gracias a la experiencia del reto, tu mente esta preparada para el siguiente paso. Algunos de estos adelantos son:

  • El estómago se hace mas pequeño por lo que enseguida te quedas complacida
  • Tu mente está más preparada para el ayuno o para comer poco
  • Te has demostrado que la energía sale de ti, no de lo que comes

Estos tres principios tan importantes, nos ayudan a que el peso y logros obtenidos sean mantenidos con el paso del tiempo.

Todo esto es lo que experimentó Rafael y ha querido compartirlo con todos nosotros:

¡Mantenerse es lo más!

A pesar de lo que creas, mantener tu peso es lo más fácil. Cuando el cuerpo baja peso, por ejemplo 15kg, tanto físicamente como metabólicamernte está adaptado a esa nueva forma.

El cuerpo, siempre que no haya una enfermedad que lo impida, tiene una gran adaptabilidad a los cambios. Lo que no es tan flexible son nuestras creencias y costumbres, adquiridas durante todos nuestros años de vida, en cuestión de semanas y meses no se cambian rápidamente. Por ello el poder de las afirmaciones y la autosugestión nos ayudaría en este campo.

Un físico adaptado a perder peso

Algunas veces se da la tesitura que en un mantenimiento un paciente sigue bajando.

Aunque increíble, el cuerpo ha cogido una inercia y hay que mostrarle que no queremos perder más. No hay que comer más, solo respetar las 5 comidas del día y descansar más, el estrés está metiendo la mano es ese supuesto.

Cuando se termina una planificación de pérdida de peso, el estómago está acostumbrado a un orden. Cuando una persona, de forma imprudente, deja todo en manos de la anarquía y el caos, no debería esperar mantenerse. Este concepto no es peligroso porque vuelvas al punto o peso de partida, sino porque siempre tiene consecuencias. Podría sufrir un cambio hormonal, crear resistencias metabólicas y precipitar una depresión dependiendo del caso.

Evitar el efecto rebote no depende de perder el peso rápido, es de consolidar el cambio en la mente.

También hay que mencionar que cuando un estómago se hace pequeño, tienes que forzarlo para comer más.

Las sensaciones que podrías presentar cuando comes más de lo debido: distensión abdominal, sensación de agobio y calor, empacho, dolor de estómago, eructos, nauseas y incomodidad. Físicamente te esta diciendo el cuerpo que algo no va bien cuando te sientes así, escúchalo y para de comer.

Unas recomendaciones para mantener el peso:
  • Seguir manteniendo el consumo de agua habitual
  • Comer raciones pequeñas
  • Reducir las visitas a las casas de la suegra o madre. En esos lugares ponen alimentos o platos que nos lleven a pecar o comer más de la cuenta
  • No vayas a comprar comida teniendo hambre
  • Come tú antes que los niños y las sobras a otro lugar que no sea tu panza
  • Come algo antes de ir a eventos, uno controla mejor con eso
  • Cuando tengas libres, elige pinchos o platos de cantidad pequeña y mucho sabor. Te llenarás antes
  • Quítate la sed con agua y después, a por el vino o la caña
  • Mira tu nevera y mira si hay lejas con verduras y fruta. Si estás en una proporción pequeña, estás volviendo «al lado oscuro»
  • Ejercicio, descanso y ocupar tu tiempo, hace que la mente este relajada

Con todo esto, tu éxito esta garantizado en el tiempo. Atrévete a llegar a la parte fácil y no te quedes en la batalla eterna de los kilos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *